martes, 14 de septiembre de 2010

MUNDOBASKET TURQUÍA 2010: EL DESENCANTO

Aviso: esta entrada es sólo para entendidos. Profanos en la materia, alérgicos al baloncesto y futboleros empedernidos, abstenerse. El autor declina toda responsabilidad.
Por si no se habían dado cuenta todavía, me gusta mucho el baloncesto. De hecho, mucho más que el fútbol. Qué quieren, cada uno tiene sus neuras, y con esto de las preferencias pasa un poco como con los odios y amores: resulta mucho más fácil escoger a los enemigos que a los amigos. Los amigos y los amores son siempre un producto del azar, y no siempre nos convienen, pero están ahí, y al cabo del tiempo, uno siente que están para quedarse. Forman parte de ti, así que dejas de preocuparte, como tampoco te preocupas demasiado si eres moreno, o bajo, o tienes los ojos verdes.

La pasión por el baloncesto es algo que comparto con un compañero de curro. En realidad, él es bastante más apasionado que yo, pero al menos le doy la réplica suficiente para tener algunas conversaciones interesantes acerca del tema. Es un tipo peculiar, y aparte del baloncesto tiene gustos e intereses bastante exóticos (con decirles que incluso lee este blog...). El caso es que el otro día, en un ataque de sinceridad, me soltó que lo mío no tenía perdón. Que con todo lo que me gusta el baloncesto, y con la de veces que me quejo (nos quejamos) de que los medios le dedican mucha menos atención al baloncesto que al fútbol, ahora me paso al otro bando, y le dedico una serie de post al mundial de fútbol y ni una palabra al de baloncesto. En resumen, que soy un sucio traidor.

Así que, sin que tenga nada que ver la pistola que me puso en el pecho (y todavía perplejo por la referencia de mi compañero a los medios, porque no sé si ha querido meterme a mí en el mismo saco de los mass media, ni, si esto es así, qué he hecho yo para merecer semejante insulto), he decidido escribir acerca del mundial de baloncesto que se ha disputado en Turquía desde finales de Agosto hasta el pasado domingo. Y quiero comenzar con una justificación: no he podido hacer un seguimiento pormenorizado (y créanme que me hubiera gustado) porque no he podido ver más que unos pocos partidos de la selección española (y algún ratillo suelto de algún partido más), en parte por motivos personales y en parte por los horarios. Tendré que conformarme, pues, con una revisión general del asunto. Eso sí, con la ventaja de hacerlo a toro pasado, lo que siempre facilita mucho la tarea (soy muy bueno analizando a posteriori).

De todas formas, no se crean que es fácil hacer un resumen de este campeonato. Y mucho menos habiendo visto tan pocos partidos como yo he visto. Afortunadamente, no tengo ningún reparo en hablar de lo que no he visto, ni en analizar lo que no comprendo (al final va a tener razón mi amigo: algo sí que me parezco a los medios), así que allá vamos.

Comenzaremos por comentar el papel de la selección española. Sobre eso hay mucho que decir. Tanto, que no sabría por dónde empezar. Podemos resumirlo con una palabra: decepción. Pero, claro, quizá eso sea resumir demasiado, y las palabras son gratis, así que será mejor desmenuzar el asunto un poco más. Por ejemplo, con un comentario individualizado de cada uno de sus componentes:

-Ricky Rubio- Posiblemente, la gran decepción del campeonato. Nunca estuvo a la altura. Acelerado en ataque, inseguro, dubitativo y, la gran sorpresa, sin encontrar nunca su sitio en defensa (su gran especialidad). Su mal campeonato fue muy acusado por el equipo.

-Raúl López- Acudió como parche de última hora ante la lesión de Calderón, en una decisión que sorprendió a todos. Fuera de forma, da la impresión de que sus años de selección ya han pasado.

-Sergio Llull- Venía recién salido de una lesión, y se notó que físicamente no estaba a tope. Un inconveniente quizá demasiado importante en un jugador cuya principal virtud es el físico. Sin embargo, fue de menos a más, aunque no llegó a estar a un nivel aceptable.

-J. C. Navarro- El capitán fue, posiblemente, el único que se salvó de la quema. Siempre dio la cara, fue el máximo anotador, y siempre fue el referente que necesitó la selección. Es uno de los grandes: los compañeros lo respetan, y los rivales lo temen.

-Rudy Fernández- Como Llull, salía de una lesión, y le costó coger la forma. Fue de menos a más, y acabó en un nivel aceptable. Aprobado.

-Fernando San Emeterio- Apenas fue utilizado, cuando era posiblemente el jugador que llegaba más en forma, después de un final de temporada sencillamente impresionante. Incomprensible.

-Alex Mumbrú- Trabajador, pero su capacidad para elegir la opción adecuada en cada momento nunca ha sido su fuerte. Ahora, además, su contribución se ve mermada por su declive físico. Es otro de los que debería dar por cerrada su etapa en la selección, aunque su trascendencia en el juego ha sido escasa (para bien y para mal).

-Jorge Garbajosa- Los años no perdonan, y él es quizá el máximo exponente de esta cruel realidad. Ha estado regular en ataque (su aportación se limita a tirar de 3 puntos, y no lo ha hecho mal, aunque a rachas), pero en defensa resta demasiado. Ha habido partidos en los que daba la impresión de que los contrarios cargaban el juego de ataque sobre el par de Garbajosa, con óptimos resultados (para los contrarios). Ha tenido demasiados minutos.

-Felipe Reyes- Otro de los que se salva. Como siempre, peleándose con todos, aportando en el rebote y colaborando en ataque. No ha sido demasiado utilizado, y tampoco dio la impresión de llegar en su mejor forma. Aún así, cumplió.

-Fran Vázquez- Tampoco tuvo los minutos que su estado de forma y sus características demandaban. Aprovechó las ocasiones de las que dispuso, sin más.

-Marc Gasol- Otra de las sorpresas negativas. No ha sido el dominador que se suponía, sobre todo después de una buena temporada en la NBA. Nunca se impuso en defensa, ni en ataque, aunque sus números son decentes. Se esperaba más de él.

-Víctor Claver- Apenas pisó el parquet, en una decisión, cuando menos, cuestionable (hubo ocasiones en las que el partido parecía demandar un tipo con sus características). No creo que haya jugado cinco minutos en todo el campeonato. Con el agravante de que es la segunda vez que le sucede (el año pasado tuvo otra experiencia parecida en el Europeo de Polonia). Lo siento por él, y creo que hubiera podido aportar más cosas.

-Sergio Scariolo (entrenador)- Con diferencia, lo peor de la selección. A simple vista, todas sus decisiones han sido discutibles (por no decir equivocadas). Para mí, se equivocó en todo lo que un entrenador puede equivocarse. Y, lo que es peor, no tuvo los reflejos para darse cuenta a tiempo. Pasen y vean.

1-Selección de jugadores- Llevó sólo dos bases, lo que ya de por sí era un riesgo. Con la lesión de Calderón, todo el peso recayó en Ricky (19 añitos, no lo olvidemos). Según dijo, pretendía usar a Llull de base (lo que ya de por sí sería un error, porque si algo no es Llull es base; si consideramos además que venía renqueante…) pero sólo lo hizo en el último partido. No llevó ningún 3 alto (desdeñando a Carlos Suárez), lo que provocó el alborozo de equipos como Lituania o Serbia, que en esa posición tienen a gente más que competente. En cambio, seleccionó a Claver (al que no le dio minutos), y a San Emeterio (para un puesto que estaba perfectamente cubierto). El que lo entienda, que lo baile.

2-Gestión de minutos- Demasiados minutos para Ricky (lo que puede ser lógico, porque no había nadie más, aunque eso también cae en el debe de Scariolo). Demasiados pocos para Claver, San Emeterio o Vázquez ( y lo peor es que, en determinados momentos, el partido parecía pedir a gritos la presencia de alguno de ellos).

3-Dirección- Se equivocó en el momento y la duración de los descansos a jugadores clave (sentar a Navarro o a Marc cuando están en racha es un error; mantenerlos sentados demasiado tiempo es un error muy grave). Se equivocó en el momento de elegir defensas zonales (poner una zona contra un equipo repleto de grandes tiradores es un riesgo, pero puede salir bien; mantener la defensa zonal cuando te acribillan a triples los cinco primeros ataques es un error muy grave). Siempre tardó demasiado en pedir tiempo muerto cuando las cosas se torcían. Y cuando ya estaban torcidas, escogió mal (rematadamente mal) la manera de arreglarlas. Como muestra, obsérvese que hemos perdido todos los finales ajustados que hemos tenido (Francia, Lituania, Serbia y Argentina), con algunas jugadas sonrojantes: contra Serbia (Garbajosa y Llull cambiando sus pares ante un simple bloqueo en medio campo, Navarro sacando de banda,..), contra Lituania (Raúl subiendo el balón en la última jugada), contra Argentina (jugársela con un triple de Garbajosa con tiempo suficiente para algo más, defender en zona al final,..). Realizó demasiados cambios en bloque (2 o 3 jugadores de cada vez), de lo que el equipo se resentía, sobre todo cuando esos jugadores eran, por ejemplo, Gasol, Navarro y Ricky, pero no parecía darse cuenta. Y mucho me temo que hemos sido el hazmerreir del campeonato al demostrar no saber defender, en ningún partido algo tan simple como el bloqueo y continuación entre el base y el pívot (en el abc del baloncesto, esto estaría entre la a y la b).

En fin, que la participación del equipo español ha dejado un poso amargo, y decepcionante. Más allá de la mala suerte puntual, más allá de la baja (sensible baja, por supuesto) de Pau Gasol, y de errores en determinadas jugadas (errores más o menos graves), se ha echado en falta el espíritu que este equipo transmitía hace no tanto tiempo. La garra en defensa. La improvisación en ataque. La fé. Espero que haya sido un accidente. Porque este grupo tiene cuerda para rato, porque es difícil que coincidan tantos jugadores fuera de su mejor forma, y porque, qué demonios, han demostrado antes, muchas veces, que saben hacerlo mejor. Lo han hecho mal, sí, pero no sería justo negarles un voto de confianza para el próximo verano en el Europeo de Lituania. Eso sí, si puede ser sin Scariolo, mejor.

Fuera de la selección española, la verdad que el mundial ha dejado pocas cosas que reseñar (al menos a mi, pero, claro, eso puede ser porque apenas he visto los partidos). Se me vienen a la cabeza, así a bote pronto, algunos detalles:

-Se han visto algunos partidazos (Brasil-USA, Serbia-Argentina, Brasil-Argentina). Particularmente, me gustó el duelo sudamericano. Los brasileños dieron la impresión de ser el equipo más trabajado tácticamente del mundial. Los argentinos, como siempre, con el colmillo retorcido y un oficio impresionante para jugar los minutos comprometidos.

-El ascenso imparable de Serbia. Ya se veía venir desde el año pasado, y (a pesar de su cuarto puesto final) este campeonato han demostrado que siguen creciendo. Tienen juventud, tienen talento, y (a diferencia de España) tienen un buen entrenador. Un entrenador que seguro que ya le ha dicho a Teodosic que ésta no es manera de jugarse la última bola cuando tienes el partido empatado (sobre todo cuando te defiende Garbajosa). El futuro es suyo.

-Kevin Durant. Impresionante. Un jugadorazo que va para leyenda. Efectivo, elegante, atlético, con un tiro impecable,… Una pena que no haya nacido en Valladolid, coño.

-Kleiza por fin ha jugado un gran campeonato, con regularidad y sin sus ya tradicionales idas de olla. Parece que los psiquiatras lituanos han dado con la medicación correcta.

En el plano negativo:

-Estados Unidos. Si no hubiera sido por Durant, no hubieran acabado entre los ocho primeros. Un juego tan deprimente como portentosas son sus cualidades físicas. Una pena que el mundial lo gane un equipo con un juego tan ramplón.

-La sensación de que el baloncesto FIBA ha retrocedido un paso en la persecución que hacía acortarse cada año la distancia con la NBA. Estados Unidos ganó al final con demasiada facilidad, y realmente no hubo nadie que diera la impresión de poder plantarles cara. Algo que se puede apuntar, más que como mérito yankee, como demérito del resto de aspirantes.

Resumiendo, ha sido un mundial tristón. Un mundial gris, que me ha dejado un mal sabor de boca que va a ser difícil de olvidar. Un paso atrás para el baloncesto, en muchos sentidos. Un mundial decepcionante, y sin demasiados motivos para la alegría.

El mundial del desencanto.

Pero, en fin. La vida sigue. El próximo verano, más.


PS: Mis excusas a los lectores. En principio, deseaba escribir un post un poco más alegre, chistoso y menos profundo. Pero no me ha salido. Qué se le va a hacer.
PPS: E., por fín tienes tu post. Estarás contento. Chantajista.


17 comentarios:

Amanita Faloides dijo...

¿Sergio Llul no es base? Yo no quiero que me pongas una cruz negra ¿eh? que yo voy a Vista Alegre y ahora a la Caja Mágica con mis hijos que son los que saben, yo sólo pongo pasión. No obstante estoy dispuesta a aprender aún exponiendome al más patético de los ridículos. Pero cuando vamos a verle jugar juraría que Messina le hace jugar como base. ¿Lo hace contra natura?

Cazurro dijo...

Amanita, aquí no se le ponen cruces a nadie, y menos a alguien dispuesto a aprender (aunque no sé para qué pongo los avisos al principio del post...).

Pensar que Llull es base es un error muy común. De hecho, le pasó incluso a Messina (la primera mitad de temporada). Al final, si te fijaste, jugaban como bases Prigioni y Jaric (que en principio vino para jugar como alero). Y para este año ha fichado otro base (S. Rodríguez) para acompañar a Prigioni, y liberar así a Llull para jugar de lo que sabe: escolta trotón y saltarín.

Así que, resumiendo, y para contestar a tú pregunta, Llull no es base, y cuando juega como tal lo hace contra natura.

Acláraselo a tus hijos, porfa. No se vayan a pensar que lo que ha hecho Llull este año es lo que hace un base de verdad.

uno de zamora dijo...

gracias por la entrada, por el blog, y por lo de amigo (aunque a lo mejor lo pusiste para no repetirte, ya me habías llamado dos veces compañero).

como sabes, coincido en gran parte con tu análisis, salvo por un punto.

No creo que el baloncesto Fiba haya retrocedido, pero si se ha demostrado que o van con toda la artillería (Pau, Parker, Okur, Kirilenko, Nowitzki,...) o hay poco que hacer.

¿O no piensas que una España con Pau, una Argentina al completo o una Rusia con Kirilenko y Krhyapa hubieran podido ganar a esta selección USA?

Y Amanita, por mucho que Scariolo o Messina se empeñen, Llull no es base. No vale con jugar de base para ser base.

Un saludo,

Cazurro dijo...

Zamorano, si no hubiera querido repetirme habría podido llamarte colega, camarada, compi... será por sinónimos.

Respecto a la diferencia USA-FIBA, creo que la distancia es mucho mayor entre los respectivos equipos B (porque no me dirás que esta selección yankee era de lo mejor que podían traer) que entre las selecciones con sus primeros espadas. Si vamos con todo, efectivamente, les podemos tumbar.

Amanita, ya lo ves, somos dos contra una: el Pictionary es nuestro, y no se acepta Llull como base.

El niño desgraciaíto dijo...

Yo comparto la opinión de que Scariolo cuanto más lejos, mejor.

Creo que España tiene muy buen equipo y que volveremos a dar de qué hablar.

Yo creo que EEUU no se toma el mundial en serio y los grandes jugadores sólo van una vez con la selección y, preferentemente, en las olimpiadas.

Si los americanos hicieran una selección con los mejores no creo que fueran batibles. Otra cosa sería una selección de estadounidenses contra otra del resto del mundo, pero un país de 300 millones de habitantes y con gran afición tiene mucha ventaja sobre paises de 30 - 60 millones de habitantes.

Doctora Anchoa dijo...

Totalmente de acuerdo con casi todas tus opiniones sobre el equipo español, especialmente Scariolo y Ricky. Sólo puntualizar que a mí personalmente Marc me gustó bastante, quizá el problema es que esperábamos un Pau II, y sobre Fran Vázquez, pffff...

Cazurro dijo...

Niño, Estados Unidos ha ido con los mejores muchas veces. Te recuerdo el quinteto de Pekín 08: Jason Kidd, Kobe Bryant, Le Bron James, Chris Bosh y Dwight Howard. Y los reservas eran también de ese calibre (C. Anthony, T. Prince, C. Paul, C. Boozer,...). Pues a estos tipos, con un arbitraje, digamos, "amable", no les tumbamos por un pelo.

Puede que uno por uno sean los mejores. Pero han demostrado ya demasiadas veces que no saben jugar en equipo: no sé si son problemas de egos, falta de costumbre o que no respetan a Chichesqui (por cierto, ¿soy el único al que Coach K le parece el doble de Buster Keaton?).

Dra. Anchoa, Marc no ha estado mal, pero no ha estado a su altura. Y no lo comparo con Pau, sino con el Marc de todo el año en Memphis, o el de Girona, hace años. Aún así, no fue de los peores, desde luego.
Creo que Fran (a pesar de que no es santo de mi devoción) merecía más minutos. Eché de menos verle en pista junto a Marc, precisamente: en mi opinión, hubiera sido una opción muy interesante.

El niño desgraciaíto dijo...

Nuevamente de acuerdo contigo, lo que digo es que LeBron, Kidd y Bryant ya no han estado esta vez.

Lo del arbitraje también es de coña, supongo que lo tendrán apalabrado de antemano.

Tampoco entiendo por qué no se unifican las reglas FIBA - NBA. También es cierto que sólo una de las partes va cediendo, que es la FIBA.

112 dijo...

No he podido seguir demasiado el mundial, pero me parece que (a todos los niveles de repercusion)esta vez el futbol se ha comido al basket y no solo en tu blog.
Incluso la decepcion, no ha tenido la repercusion que yo esperaba y lo peor es que así igual salva la cabeza Scariolo.
Por lo que leo en los comentarios, todos pensais lo mismo: vayase Sr. Scariolo!!! o que lo echen, lo que sea antes.

A los americanos, si les quitas los saltitos y les pones arbitraje FIBA de verdad, se quedan en nada. Aun asi, una pena el paseo que se han dado, porque nos vuelven a perder el respeto, y en los proximos campeonatos no van a traer a nadie decente.

el chico de la consuelo dijo...

Yo soy de balonmano y por principio los de balonmano sabemos jugar (y opinar) de todo. Soy futbolero del equipo de mi ciudad desde hace 28 años. Y puntualmente ,como en esta ocasión experto en baloncesto, (gorroneo de vez en cuando tarjeta para ver a vuestro llorado Quinteros)

1-."-Estados Unidos. Si no hubiera sido por Durant, no hubieran acabado entre los ocho primeros." Claro! es que lo que le faltó a España es alguien que gracias a él haga tres genialidades r3solutivas 7 puntos más.Se llame Gasol o Calderon.

2-.Os empeñais los de la canassta en comparar FIBA-NBA, para mi son dos deportes-espectáculos distintos, no hay que comparar jugador a jugador sino equipo a equipo. Lanzo la pregunta para expertos ¿En qué puesto hubiera quedado el caja laboral en la NBA con reglas NBA de este año?

3-.Discusion sobre los base. La cuestion en esto, como en todos los deportes es que el base, o el central o el que reparta juego mande y ni ricki, ni Llul ni sergio mandaron. No tenían peso en el equipo.

Y ya soltadas mis sabias paridillas baloncestísticas me retiro a encontarme conmigo mismo.

Cazurro dijo...

Chico, vamos por partes:

1-Los de balonmano, en general, podéis opinar de todo (por definición); los pivotes y laterales, en particular, tenéis siempre razón (por tonelaje).

2-Voy a pasar por alto tu rastrera mención a la cobarde deserción de Quinteros. Tengamos la fiesta en paz (véase el punto uno).

3-Tener una figura (Gasol, Durant) viene muy bien, claro. Pero eso no quiere decir que el resto del equipo juegue como una banda. Ese fue el caso de USA. A España le faltó mucho más que Gasol. Le faltó espíritu, le faltó sacrificio y le faltó un entrenador.

4-La NBA y la FIBA juegan el mismo deporte (baloncesto) con alguna variación en las reglas. En lo que hay una enorme diferencia es en la manera de enfocar el deporte a uno y otro lado del charco. En cualquier caso, si los chicos de la NBA vienen a jugar un campeonato de la FIBA, lo justo sería que se aplicaran las reglas FIBA y, sobre todo, EL ARBITRAJE FIBA.

5-Lo del Caja Laboral es muy complicado de saber. Pero como me encanta el deporte-ficción, ahí va mi pronóstico: en la Conferencia Este, entraría en play-off y caería en primera ronda; en la Conferencia Oeste, no entraría en play-off.

6-Ricky, efectivamente, ha estado fatal. Raúl (el suplente) no ha estado. Y Llull (el experimento), no es base. Con lo que la cuestión se reduce a que todo dependía de que Ricky estuviera bien. Un riesgo demasiado grande. Un error que, nuevamente, se le puede apuntar al que hizo la selección de jugadores.
(Por cierto, Ricky tenía bastante menos peso en el equipo hace dos años, en Pekín, y no lo hizo mal; y si lo hubiera hecho mal, hubiera tenido a Calderón y Cabezas cubriéndole las espaldas: es una gran diferencia).

Perdón por el tocho, pero mediaba provocación.

Que usted se encuentre bien.

Amanita Faloides dijo...

¡¡Ooooooh!! Esto es ahora un blog temático...

Lo que voy a presumir de conocimientos en la Caja Mágica, gracias a vuestro asesoramiento. Y Cazurro, ya sabes de qué hablar si te falta inspiración, menudo club acabas de formar

Cazurro dijo...

Amanita, esto siempre ha sido un blog temático. Lo que pasa es que los temas van cambiando cada día...

De todos modos, si te van surgiendo más dudas a lo largo de la temporada, me tienes a tu servicio. Ya sabes: el blog del Cazurro te enseña, el blog del Cazurro entretiene.

Respecto a lo del club, no seas exagerada. Simplemente, de vez en cuando toco un tema de esos que arrastran a las masas, polémicos, candentes (baloncesto, paleontología, historia bélica, filatelia... esas cosas) y la gente se deja llevar. Pero tranquila, que hoy vuelvo a mis relatos y los ahuyento a todos.

el chico de la consuelo dijo...

1-.En efecto estás hablando con un pivote de tonelaje pero bien distribuido.
2-....(pase al post siguiente)
3-.La tradicional banda de yugoeslavos a mi no me parecía mal. Y jugarse un triple de nueve metros a 4 segundos es lo más parecido que se me ocurre a los petrovich boys.Les salió bien, pero vamos...
4-.Sí adaptarse al arbitraje español: Gallo,neiro,betancort y sus descendientes. (el de la final del año pasado pj)
5-.optimista te veo.
6-.Igual la alternativa era presamente jugar al yugoslavo, "venga navarro juegas de base, haz lo que te dé la gana y cuando te dé te la juegas".

!!! Amanita qué sorpresa, no te hacía yo entrando en estas peleas de barra de bar con chato de vino y torrezno!!!

Cazurro dijo...

Chico, en tu calidad de pivote de tonelaje, vaya por delante que te doy la razón en todo, de antemano. Así que los razonamientos siguientes deben entenderse como simples matices, sin ánimo de polemizar ni mucho menos cuestionar tus opiniones.

Comparar las bandas yugoslavas (las de los años buenos, que de todo hubo) con lo que han hecho los NBA en Turquía es como comparar a un coro con una banda de borrachos rondando bajo un balcón. Para todo hay clases. La yugoslavia del 90 (Mundial de Argentina, quizá el mejor equipo fuera de la NBA que he visto en mi vida), con Kukoc, Paspalj, Divac, Zdovc, Petrovic, etc, eran capaces de crear un juego precioso a partir del caos (aparente) con el que se disponían en la pista. El juego de los chicos NBA es lo más parecido a la terapia antiviolencia de La Naranja Mecánica: algo tremendamente desagradable de ver y altamente traumatizante.

El arbitraje español (y el FIBA, por extensión) no es perfecto, claro. Pero, a la hora de pitar un partido a la selección USA no debería cambiar el criterio, ¿verdad? Sin embargo lo cierto es que lo cambia, y perjudica notablemente al resto de equipos.

El pronóstico para el Caja Laboral te parece optimista? Vale, pues hoy te doy la versión pesimista: a los dos meses de competición, Ivanovic será linchado por sus propios aficionados, y los jugadores, privados de su faro y guía espiritual, se sumirán durante el resto de la temporada en un juego anárquico y una interminable espiral de anabolizantes y orgías con sus animadoras. Es decir, como cualquier equipo NBA que se precie.

Pues esa alternativa no hubiera estado mal. En mi opinión, hubiera sido bastante mejor que las jugadas que diseñaba (?) Scariolo. Y al menos el chaval hubiera disfrutado, coño.

Me ha vuelto a salir otro tocho. Alego de nuevo provocación previa.

Ah, y Amanita nos puede venir muy bien como árbitro o juez de paz (al paso que vamos acabaremos necesitándolo...)

el chico de la consuelo dijo...

pero si estamos de acuerdo en casi todo (sobre todo en lo amanita de juez de paz)!!! salvo que la NBA está todavía a años luz.

Yo soy un admirador del juego (y la formacion deportiva yugoslava)

Pedantería on: Cuenta la leyenda...sabrás que en la antigua yugoslavia hasta muy crecidos los chavales se les educaba para jugar a varios deportes a la vez, la cosa es que se encontraban en zaragoza para jugar el barça (una copa del rey de balonmano o algo así, entonces no habia equipo asobal) y justo antes habia acabado de entrenar el cai de manel comas, cuando un tipo
alto y con barbas vestido de ropa de calle, cogió un balon de baloncesto y se enchufó una serie de 10 dentro desde bastante lejos. Manel comas preguntó quien era ese tipo que lo fichamos... alguien le indicó que era vujovic por entonces el mejor jugador del mundo de balonmano.
Si non e vero e ben trobato

Cazurro dijo...

Chico, perfecto. Me alegra estar de acuerdo contigo. Sobre todo en la formación deportiva yugoslava.

De todas formas, mantengamos en la recámara la opción de Amanita como mediadora (sólo por si acaso).

Por cierto, trovato va con v. Y cuídate esa glosolalia, que esas cosas, si no se miran a tiempo...